¿Cómo evitar las caries en niños? Tips y consejos

 

La caries es en la actualidad una de las enfermedades infecciosas dentales que más afecta a la población, especialmente a los niños y es causada por microorganismos que se localizan en la boca. Aunque no lo parezca, es un serio problema de salud pública que si no se trata a tiempo puede provocar consecuencias graves en la salud.

Sin embargo, no hay porqué alarmarse ya que es 100% controlable, con la ayuda del especialista en el área y con una serie de consejos que te daremos para evitar la caries en niños. En este sentido, la prevención será tu mejor aliada para que el niño pueda desarrollar óptimamente sus funciones orales (masticación, deglución y fonación) a la vez que mejora significativamente su salud física y mental.

¿Por qué se generan las caries en los niños?

Esta infección es causada por la Streptococcus mutans, además de algunos otros tipos de bacterias, las cuales metabolizan los restos de alimentos azucarados principalmente, produciendo ácidos que luego dañan el esmalte dental. Es aquí cuando la saliva y el flúor se encargan de remineralizar el diente, pero si ocurre un desequilibrio durante el proceso y el diente se desmineraliza se producirá la erosión del mismo y en consecuencia se generará la caries.

Debido a que los alimentos y bebidas que más les gusta consumir tienen alto contenido de azúcares, es la razón por la cual es tan común la aparición de caries en los niños.  A esto se le suma la insuficiente higiene oral y el deterioro del esmalte dental precoz no diagnosticado.

Factores que influyen en la aparición de la carie

Al ser una enfermedad de tipo infeccioso su aparición es multifactorial, conoce las causas más importantes en el caso de los niños:

Escasa higiene oral

Este es uno de los factores que más incide en la aparición de la caries, y es básicamente porque la mayoría de los padres no considera necesario que sus niños practiquen la limpieza bucal. Pero el hecho es que la misma debe hacerse apenas aparece el primer diente de leche de manera obligatoria, además cuando aparecen las muelas y hacen contacto entre sí, es necesario el uso del hilo dental.

Hábitos alimenticios erróneos

La ingesta de una dieta cariogénica (de consistencia blanda y pegajosa) la cual tiene altos contenido de azúcares fermentables, aumenta la aparición de caries precoz.

Es importante acudir al odontopediatra lo más pronto posible, especialmente antes de que el niño tenga el primer año de vida. Posponer esta visita implica posibles consecuencias futuras en la salud bucodental del niño.

Poca exposición a los fluoruros

Al no exponer los dientes al flúor se disminuye la resistencia de los mismos al ataque de microorganismos. El especialista es el que determina la cantidad que se debe aplicar según la edad del niño y el posible riesgo de caries.

Ingesta nocturna de alimentos

A partir de la aparición del primer diente no es conveniente la alimentación nocturna, debido a que durante las horas de sueño el flujo de saliva es prácticamente nulo y por lo tanto los dientes son más susceptibles al ataque de microorganismos.

Anatomías dentales con particularidades

Algunos niños presentan superficies dentales propensas a la formación de caries, debido a defectos en su esmalte dental el cual es producto de alguna alteración durante su vida intrauterina. Asimismo, sucede en niños cuya anatomía dental tiene alguna particularidad que provoca la retención de comida entre los dientes incrementando el riesgo de caries.

Medicación prolongada

Muchos de los medicamentos que se les administran a los niños contienen azúcar (antigripales, antibióticos, analgésicos…) y cuando el tratamiento es prolongado, evidentemente aumenta el riesgo de aparición de caries.

Consejos para evitar las caries en niños

Con el propósito de evitar la aparición temprana de caries, así como los posibles dolores e infecciones posteriores, te presentamos los siguientes consejos:

Reemplazar el biberón por vasos

El simple hecho de que el niño se tome las bebidas azucaradas en un biberón o vaso con tapa, incrementa el daño a la dentadura, especialmente en los dientes delanteros. Es por ello que sugerimos que a partir de los 6 meses les suministres las bebidas en una taza de flujo libre y al cumplir el año elimines por completo el uso del biberón.

Cepillado de los dientes

El cepillado debe hacerse dos veces al día con una duración de 2 minutos, éste debe ser a fondo y por supuesto supervisado por un adulto. El más importante debe hacerse justo antes de irse a dormir pues es el que ayuda a prevenir la caries. Al mismo tiempo, te sugerimos utilizar una pasta de dientes sin flúor a partir de la aparición del primer diente y hasta los 3 años, luego se puede usar una pequeña cantidad de pasta dental con flúor.

Moderar el consumo de bebidas azucaradas

La ingesta de bebidas con alto contenido de azúcar es una de las principales causas de la caries infantil. Por ello es indispensable limitar su consumo lo que minimizará las probabilidades de tener caries, lo ideal es el que el niño no ingiera bebidas o alimentos azucarados más de 4 veces al día. Te aconsejamos ofrecerle al niño aperitivos tales como verduras crudas, galletas de arroz, frutas, tostadas o palomitas de maíz.

Procurar el uso de medicamentos sin azúcar

En vista de que el problema bucodental que se presenta con mayor frecuencia en los niños es la caries, hay que minimizar en la medida de lo posible el uso de productos azucarados y esto incluye los medicamentos.

Sustituir los azucarados por agua y leche

Expertos en la materia recomiendan reemplazar los jugos frutales azucarados por el agua y la leche, ya que estos líquidos son la mejor opción para los niños. Partiendo del hecho de que la lactancia materna es por excelencia la mejor nutrición para los bebés, a partir de los 2 años las bebidas más adecuadas para los pequeños son la leche entera y el agua. En adelante se puede usar la leche desnatada y agua.

Tips para prevenir la aparición de caries en los niños

Te ofrecemos algunos tips que, si bien no desaparecerán el riesgo de caries, si contribuirán a prevenir su aparición:

La comida más importante: el desayuno

  • Recuerda que el desayuno es la comida que permite que el niño acumule energía para usarla durante el día. No desayunar hará que el niño recurra a cualquier tipo de comida para saciarse lo que se convierte en una amenaza para los dientes y a su vez dará pie a la aparición de caries. Entre comidas puedes optar por bocadillos saludables bajos en contenido de azucares.

Evita acostar al niño con un biberón

  • Si se trata de alguna bebida que contenga azúcar, evita que el niño se vaya a la cuna o a su cama con un biberón y así estarás evitando la proliferación de las bacterias además del riesgo de ahogarse o de una infección de oído.

Limpia el chupete adecuadamente

  • Algunos padres se llevan a la boca el chupete del niño para limpiarlo, y es algo que debes evitar a toda costa, pues de hacerlo así estarías exponiendo al pequeño a las bacterias que tienes en la boca y por consiguiente contagiarle la carie. Está demostrado que la caries se puede contagiar de adultos a niños.

Enséñale una técnica adecuada de cepillado

  • Desde que aparece el primer diente es necesario comenzar la higiene bucal haciendo uso de una gasa humedecida y luego iniciar el cepillado dental en los niños. Una vez que pueda hacerlo por sí mismo, enséñale una técnica correcta, con un cepillo con cerdas blandas y la punta redondeada acorde a su edad.

  • Es importante acudir al odontopediatra a partir del primer año del niño, luego las visitas deben hacerse cada 6 meses para que le revisen la posición de los dientes, la caída de los mismos, chequear y tratar si hay alguna caries independientemente si el diente es de leche y aplicarle flúor cuando sea necesario.

En conclusión

Al extraer un diente de leche que tenga caries no se estará erradicando el problema recuerda que es una enfermedad infecciosa y pasará al diente permanente. El tratamiento será en función del diente afectado, el grado de afectación de la raíz y si solo alcanzó el esmalte o incluye a la dentina y la pulpa, la idea es no exponer al niño a tratamientos que puedan ser dolorosos para él, por ello siempre será mejor la prevención.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar