fbpx

Cómo mantener una boca sana y envidiable

boca sana

Nuestros dientes representan un bien innato que la naturaleza nos dio al nacer, y podrán permanecer sanos y fuertes en proporción al cuidado que nosotros mismos les proporcionemos en el curso de nuestra vida. Mantener una dentadura sana es un resultado muy deseable para todos pero, para lograrlo, debemos forzosamente recurrir a ciertos cuidados preventivos, absolutamente accesibles para todos, con muy escasos gastos pero con mucha atención y perseverancia.

1 – MORFOLOGÍA DE LOS DIENTES

Antes de hablar de prevenciones, es importante saber ¿qué son los dientes?
Los dientes son órganos duros y blancos que se encuentran en la cavidad bucal, dentro del hueso alveolar, en pequeñas cavidades situadas en los maxilares, donde se alojan las raíces de los mismos. Los elementos que constituyen los dientes son:

1) El esmalte: es la parte que se ve del diente
2) La dentina: está por debajo del esmalte
3) La pulpa: está debajo de la dentina y le da vida al diente
4) El cemento: recubre la raíz de los dientes
5) El periodonto: es el ligamento que une el diente al hueso

Los dientes intervienen en la masticación de los alimentos, en la fonación de las palabras y son también muy importantes para la estética personal.
El hombre experimenta dos denticiones: la temporaria (dientes de leche), aparece a los seis meses de vida hasta los treinta y seis meses; y la dentición permanente, que termina entre los dieciocho y los veinticinco años de edad.
Los dientes temporarios también deben ser tratados, porque, si se pierden antes de lo debido, hay que lograr mantener el espacio para una correcta erupción de los permanentes.
La muela que sale a los seis años por detrás de las otras, es definitiva y sumamente importante para la correcta disposición de los dientes permanentes.

2 – LAS CARIES

La caries dental es una enfermedad multifactorial, que comienza con la formación de ácidos por parte de los microorganismos adyacentes al esmalte.
La caries se desarrolla en superficies lisas, en fosas y en fisuras de la pieza dental. En superficies lisas, ese desarrollo nace por la presencia de placa adherida al diente; en fosas y fisuras, por retener bacterias e hidratos de carbono, que son los que inducen la formación de caries.
La etapa de mayor riesgo cario-génico es cuando el diente aparece en la boca.

3 – PREVENCIONES ODONTOLÓGICAS

Para mantener las piezas dentales sanas, hay que tener en cuenta los siguientes criterios de prevención:

3.1 – Motivación y educación de la población:

Es muy necesario enseñar una correcta técnica de cepillado. Como primera medida, el cepillo dental nunca debe ser mojado antes de comenzar la acostumbrada higiene dental (muchas personas lo hacen, y esto es incorrecto). Además se debe pasar el cepillo por todas las caras de los dientes, tres veces por día. Hay alimentos más perjudiciales que otros, por ejemplo: las golosinas, tortas y bebidas azucaradas, son altamente cariogénicas y producen caries por contacto directo con la pieza dental. Es por eso que tiene mucha importancia el cepillado, ya que, con el mismo, se logran eliminar las partículas de alimentos que quedan entre los dientes y se barre la placa bacteriana. Además, esta acción fortalece las encías.

3.2 – Acción del flúor:

En el punto anterior se detalló la técnica del cepillado en forma independiente de la utilización de flúor. Éste actúa sobre los dientes, los fortifica y logra debilitar la acción de las bacterias y la formación de ácidos. Se puede aplicar en forma endógena, mediante agua de consumo, gotas y comprimidos, o en forma exógena mediante buches, topicaciones y pastas dentales.

3.3 – Consultas odontológicas

Se debe realizar una consulta periódica, al profesional de confianza, aproximadamente cada seis meses, aún con un estado bucal sin anomalías evidentes. La intención es puramente preventiva, porque todos sabemos que prevenir es mejor que curar. Una caries diagnosticada precozmente, por lo general no presenta grandes inconvenientes para su inmediata curación; en cambio, cuanto más se tarde la intervención para eliminarla, crece la probabilidad de ulteriores problemas para la salud del diente enfermo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Clínica Barcelona

Calle Francesc Carbonell 45, Sarrià, Barcelona

Clínica Badalona

Avenida Catalunya, 68-70 Bajos, Badalona

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar