fbpx

¿Cuál es la mejor manera de evitar la aparición del sarro?

Uno de los mayores enemigos de la salud bucal es el sarro. Esto es así porque además de ser antiestético da problemas provocando diferentes infecciones. Pero, ¿qué es exactamente el sarro?

Denominamos cálculo dental, tártaro dental o sarro a la placa bacteriana que se forma sobre los dientes formando una película amarillenta y que es imposible de eliminar con un simple cepillado dental. El sarro se suele formar en el borde de las encías, tanto en la cara interna como externa de los dientes.

El sarro es una capa bastante visible, por lo que es fácil de identificar. Suele tener un color marrón o amarillo y absorbe con facilidad las manchas, por lo que se debe tener mucho cuidado si se ingiere café, té o se consume tabaco.

prevencion contra el sarro

Contrarrestar la aparición de sarro

La única manera de contrarrestar este problema es acudiendo a un odontoólogo. Los dentistas son los únicos que pueden eliminar esta molesta placa bacteriana.El cepillado dental, la clave para evitar el sarro

Como para otras muchas cosas, un buen cepillado dental es esencial. Nos evita contraer enfermedades, infecciones y también evita o, como mínimo, reduce la aparición del tártaro dental. Sobre todo esto ocurre si al cepillado dental le acompaña un dentífrico especial contra sarro, pasamos el hilo dental al menos una vez al mes y utilizar enjuagues. Y es que como decimos en Rob Dental, el sarro no hace otra cosa que atraer al sarro, por lo que debemos ser muy cuidadosos.

Si ya no hay remedio y el sarro se ha formado ya en los dientes solo queda la opción de visitar al odontólogo para que sean los especialistas quienes mediante el raspado radicular retiren la placa. Lo que se hace en estos casos es retirar el sarro mediante unos aparatos especiales.Las claves de un buen cepillado dental

Siempre hablamos de la importania de realizar un buen cepillado dental, por eso vamos a dedicar unas líneas para explicar cómo debemos realizar un buen lavado de las piezas dentales si queremos que el cepillado nos de los resultados que andamos buscando. No se trata de pasar el cepillo por los dientes y ya, por eso os recomendamos que sigáis los siguientes pasos:Lava las manos con agua y jabón: debemos eliminar los restos que hayan quedado de comida en las manos así como también las bacterias que podamos tener. Ya que de lo contrario podemos provocar que las bacterias se posen en las cerdas del cepillo.

prevenir aparicion de sarro

Escoge el cepillo de cerdas suaves o medias. Las cerdas duras acaban por estropear el esmalte dental y también pueden provocar daños en las encías. Recordad que es recomendable cambiar el cepillo cada 3 o 4 meses y siempre después de haber pasado por una enfermedad o resfriado fuerte.

Una vez elegida la pasta de dientes que más se adapte a nuestras necesidades debemos utilizar la técnica de cepillado adecuada. Se deben hacer movimientos circulares sobre la superficie dental, y también debemos cepillar con cuidado un poco las encías. No olvidar hacer esto en la cara tanto interna como externa de las piezas dentales.

Utiliza hilo dental. Esta seda previene de muchas enfermedades y elimina de forma muy efectiva los restos de comida que hayan podido quedar entre los dientes. Pero tampoco es recomendable abusar de su uso. Recomendamos que se utilice el hilo siempre antes de acostarnos, ya que durante la noche es cuando más pueden actuar las bacterias porque la boca produce menor cantidad de saliva. De este modo también prevenimos la aparición del sarro.

Haz uso del cepillo interdental si lo posees. No es necesario repetir la acción varias veces. Con poner y quitar vale.

Si por cualquier razón no dispones de cepillo de dientes, improvisa y busca una opción alternativa.

No te olvides de cuidar también la lengua. Esto sirve para evitar, entre otras cosas, padecer halitosis.

Utiliza enjuagues bucales pero sin pasarse. Un uso abusivo de ellos puede provocar daños en el esmalte.

Recuerda siempre que el cepillo también debe estar cuidado y también debemos limpiarlo. Para ello es imprescindible que lo tengamos bajo agua corriente y lo sacudamos con cuidado. Antes de volver a utilizarlo, es importante pasarlo por agua otra vez, así se eliminarán residuos que puedan haberse adherido a él.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Clínica Barcelona

Calle Francesc Carbonell 45, Sarrià, Barcelona

Clínica Badalona

Avenida Catalunya, 68-70 Bajos, Badalona

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar