Consejos de salud bucodental para pacientes fumadores

consejos bucodentales para fumadores

Fumar es una de las prácticas más comunes que existen hoy en día, aunque es adictivo la cantidad de problemas y enfermedades tanto bucales como de salud en general que causa son extensas, para poder combatir estos efectos negativos te traemos los mejores consejos de salud bucodental para pacientes fumadores.

Fumar y sus consecuencias en la salud bucodental

El consumo de cigarrillos, masticar tabaco e incluso en pipas, es nocivo para la salud en general, en cuanto a la boca vuelve vulnerable a las encías sin mencionar que suele teñir los dientes de un color amarillo.

Entre las consecuencias más resaltantes se encuentran:

  • Fumar aumenta la probabilidad de padecer enfermedades periodontales, el tabaco muchas veces oculta la inflamación y sangrado de las encías lo que permite a las bacterias afectar la encía durante más tiempo antes de poder darse cuenta del problema.
  • También afecta directamente al sistema inmunológico, lo cual hace que las defensas bajen, causando que el cuerpo no pueda atacar a las bacterias y sea más fácil que se creen infecciones, también vuelve lento el proceso de curación de las encías.
  • Los dientes también se ven afectados, ya que presentan una clara decoloración y se tornan de un color amarillo opaco, otra consecuencia es que pueden aparecer manchas blancas conocidas como leucoplasia.
  • Las caries son otra lesión que afecta los dientes, el tabaco promueve la pérdida del soporte y expone la raíz del diente, dejándolo expuesto para la aparición de caries, al fumar tanto la producción de saliva es baja, sin saliva para combatir la placa esta es libre de dañar los dientes.
  • El paladar tampoco escapa de los efectos causados por fumar, lo normal es que el paladar se vaya tornando pálido y se vuelva bastante duro, la aparición de algunos puntos rojos tampoco es de extrañar, estas condiciones son producidas por la isquemia, la cual no es más que una constricción en los vasos sanguíneos y que desaparece al dejar de fumar.

Incluso aunque todas estas enfermedades poseen cura, el fumar disminuye negativamente la efectividad de los tratamientos y la capacidad del cuerpo para curarse por sí mismo.

 

Consejos de salud bucodental para pacientes fumadores

  • Cepillarse adecuadamente: lo normal es cepillarse 3 veces al día, pero cuando se es fumador es bueno mantener una mayor frecuencia, en especial luego de fumar cuando hay mayor cantidad de residuos en la boca.

Hay que tener especial énfasis en el cuidado de la lengua y su cepillado, ya que es una de las partes de la boca que se ven más afectados por el cigarrillo, gracias a que el tabaco afecta al paladar y por ende altera el sentido del gusto.

  • Hilo dental: Complementar el cuidado bucal con el uso de hilo dental es esencial para una buena salud, dado que llega a áreas en donde no alcanza el simple cepillado, al fumar se es más propenso a sufrir enfermedades periodontales, el hilo ayudará a remover la placa bacteriana alojada entre los dientes.
  • Enjuague bucal: otro complemento para el cuidado bucal es el uso de enjuague bucal, gracias al flúor que contiene permite reforzar y cuidar el esmalte de los dientes, también es bueno utilizarlo al menos 2 veces al día para combatir el mal aliento que produce el tabaco.
  • Consumir chicle de mascar: es bueno y beneficioso durante el día masticar algunos chicles sin azúcar lo cual favorecerá el flujo salival, lo que evita la resequedad en la boca.
  • Mantenerse hidratado: el consumo de agua evita que la boca se mantenga reseca, además se recomienda moderar el consumo de alcohol, ya que este disminuye la producción de saliva dejando la boca seca y expuesta a enfermedades.
  • Visitar al odontólogo: muchas veces acudir al odontólogo ayuda tanto en la salud interna de la boca cómo en su aspecto estético, realizar blanqueamientos en los dientes, y chequeos que prevengan el desarrollo de enfermedades en las encías es esencial para una buena salud bucodental.
  • Dejar de fuma: El mejor consejo siempre será el dejar este vicio, no debe ser de manera radical, pero ir disminuyendo la cantidad de cigarrillos consumidos al día, es el primer paso a seguir para poder dejar esta práctica, que no solo afecta  la salud  bucal y general sino también el bolsillo al tener que comprarlos diariamente.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar