Todo cuanto debes saber sobre los enjuagues bucales

enjuagues bucales

enjuagues bucalesPara complementar la higiene bucal diaria, muchas veces aconsejamos el uso de colutorios antisépticos, es decir, de enjuagues bucales. Por sus propiedades, estos productos eliminan los microorganismos y las bacterias que forman el sarro y la placa bacteriana. Y no solo eso, también ayudan a tener buen aliento y a prevenir posibles afecciones en las encías.

Puede ser que sea tu odontólogo de confianza quien recomiende el uso de un tipo de enjuague en concreto para combatir alguna afección determinada, como la gingivitis. Sin embargo, si son para su uso diario, existen muchos tipos de enjuagues bucales y la elección de uno de ellos puede ser toda una odisea. Veamos si desde Clínica Dental Rob podemos ayudarte un poco a diferenciarlos:

Tipo de enjuagues bucales

  • Los enjuagues de tipo cosmético: estos ayudan a eliminar restos de comida que pueden quedar después de cepillarnos, a terminar temporalmente con el mal aliento y a reducir la cantidad de bacterias en la boca.
  • Los enjuagues antibacterianos: estos contienen los mismos componentes de los enjuagues de tipo cosmético y, además, incluyen algún ingrediente activo especial para combatir las enfermedades de la boca.
  • Los enjuagues con alcohol: estos pueden ser eficaces aunque pueden producir ardor en las mejillas.
  • Los enjuagues en gel: estos son exactamente iguales que los primeros en cuanto a composición se refiere. Normalmente, se pueden diferenciar por su presentación.

En cualquier caso, la base de la composición de prácticamente todos los tipos de enjuagues bucales suelen ser elementos como el triclosán, la clorhexidina, el cloruro de zinc, la vitamina E y el xilitol.

Una vez aclarado el asunto de los tipos de enjuagues, llega a el momento de indicar cómo se deben hacer de forma correcta. De nada sirve elegir el mejor producto si después no lo utilizamos las veces oportunas o no lo mantenemos en la boca el tiempo que hace falta.

Indicaciones específicas para una buena aplicación de los enjuagues bucales:

  1. Con el fin de cuidar, no solo los dientes, sino también la lengua y las encías, es recomendable realizar el enjuague dos veces al día.
  2. La dosis que hay que utilizar son unos 20 ml (normalmente, el vaso del mismo producto es un medidor).
  3. Se debe mantener el enjuague como mínimo 30 segundos en la boca, pero no más de 2 minutos.
  4. Hay que repartir el enjuague por toda la boca, para que llegue a todos los rincones.
  5. Para no reducir su eficacia, no se debe diluir nunca el colutorio con agua.

Si te queda alguna duda acerca del uso de enjuagues bucales, no esperes más y ponte en contacto con nosotros.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar