fbpx

Aprende a realizar una exploración bucal completa

La exploración bucal es una técnica de visualización, palpación y movilización de las estructuras bucales. Su objetivo es ayudarnos a detectar posibles alteraciones bucales de modo precoz para facilitar el tratamiento futuro y sus posibles dificultades.


La exploración de la boca es una parte fundamental en el cuidado de la salud dental y la salud en general. Desde Rob Dental te recomendamos visitar a tu dentista al menos dos veces al año para prevenir enfermedades, hacerte una limpieza y acabar con el sarro o llevar un control de las caries.

Es necesario que todos los días llevemos un buen control y limpieza de la boca.

Hay que lavarse los dientes al menos 2 minutos después de cada comida para acabar con todas las bacterias y evitar otros problemas como el mal aliento y usar, además, seda o hilo dental y enjuagues con flúor para ayudar a la prevención de las temibles caries.
Es aconsejable que la primera exploración la realicemos con un odontólogo profesional y un espejo para que nos ayude a distinguir bien todas las estrucuturas de la boca y nos enseñe a distinguir entre lo normal y lo que no es normal.


Dental Rob te muestra a continuación todo lo que debes saber para llevar a cabo una exploración.Pasos que debes seguir para llevar a cabo una exploración bucal:

Ponte delante del espejo y mírate los labios.

Debes observar el aspecto externo, la simetría, el color, la ausencia de manchas e irregularidades en la piel, la pérdida de la linea externa de unión con la piel, si tienes algún bulto extraño, etc.

Con la boca cerrada, cógete el labio superior y después el inferior, doblátelo hacia fuera y observa el tejido carnoso interno. Repite el proceso pero ahora con la boca abierta. Debes observar que la mucosa tiene que tener un color rosado y brillante pero algo más granuloso debido a la salida de las glándulas salivares.

No olvides revisar también el frenillo.

Coge una cuchara por el mango y muévete las mejillas hacia arriba y hacia atrás para observar el movimiento de las paredes internas.

Buscaremos manchas anormales o lesiones.

Hemos de tener en cuenta que si falta algún diente, la mucosa de la mejilla tiende a rellenar este espacio con lo que aparecerá un bultito en esa zona, que contacta directamente con el hueco dentario. Esto es completamente normal, pero es importante que se repongan esas piezas, entre otras cosas, para evitar lesiones de masticación.

Ahora saca y mete la lengua.

Examina los laterales y su color y si sientes algún tipo de molestia al moverla. La lengua debe tener un color rosado, sin manchas ni lesiones y de aspecto rugoso. Sobre la lengua encontrarás las papilas gustativas que son las receptoras del sentido del sabor.

Es importante que realices una palpación de la lengua, tomándola entre los dedos y buscando posibles bultos. Observa también la cara lateral, en cuyos bordes encontraremos unos plieguecitos que son las papilas foliadas y la cara inferior.

Apoya después la punta de la legua contra la cara interna de los dientes superiores. El suelo de la boca es muy importante ya que en esta zona se asientan el 90% de las lesiones bucales por lo que su autoexploración es muy importante. Debe tener una mucosa delgada, rosada y húmeda. Aquí encontraremos el frenillo lingual y a ambos lados unas prominencias debidas a las glándulas salivares sublinguales.

Tócate el paladar con la punta de la lengua y examina si tienes alguna irregularidad o llaga en la cavidad bucal. Mueve la lengua después hacia la derecha e izquierda y examina su mucosa.

Por último, inclina la cabeza para atrás y con la ayuda de un espejo examínate el paladar duro y el paladar blando.

El paladar duro tiene una mucosa rosa pálido o azulada, firme y gruesa que se adhiere al hueso y en la parte anterior tiene una serie de rugosidades palatinas.

El paladar blando tiene un color rosa más oscuro tirando casi a rojizo, liso, brillante y húmedo y está compuesto por el llamado úvula palatina o campanilla. Si tu paladar tiene un color blanquecino o amarillento. En ese caso, debes acudir a tu dentista con urgencia porque puede tratarse de un problema bucal más grave o incluso a algún problema intestinal o estomatólogo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Clínica Barcelona

Calle Francesc Carbonell 45, Sarrià, Barcelona

Clínica Badalona

Avenida Catalunya, 68-70 Bajos, Badalona

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar